Entradas destacadas

Vuelta al mundo en velero: Martinica!!!

April 19, 2018

Como ya comentábamos hace poco en las redes sociales, llegamos a la bahía de Le Marin, Martinica, un lunes 12 de febrero del 2018, con idea de estar una semana y entre unas cosas y otras hemos estado en esta bahía un mes y medio.

 

Cuando desembarcamos, ninguno sufrimos los típicos síntomas mal de tierra, tras haber estado 3 semanas sin pisarla. Pero nos dimos cuenta que existe un curioso nuevo síndrome que desconocíamos, "el mal de tierra verborreico": estando en la marina, si alguien te oía hablar su lengua, dicho sujeto no podía resistirse a establecer una conversación sobre cualquier tema banal y así hablar durante un buen rato sin dejarte meter baza. Se notaba que la gente que iba llegando llevaba tiempo sin comunicarse con otra gente distinta a la que estaba a bordo... unas 3 semanas!!. Era como si sintieran una necesidad imperiosa de querer hablar, hablar y hablar!!!... Muy bueno para hacer amigos.

 

Decir que Martinica, es una isla del Caribe que fue descubierta por Cristóbal Colón en 1502, pero los españoles no la colonizaron. En la primera mitad del siglo XVII los franceses de la compañía de las islas de América se instalaron allí, luego fue ocupada por Gran Bretaña, y en 1674 el gobierno francés compró la isla, y de ahí que sea francesa finalmente.

 

No os vamos a poner aquí un rollo histórico, que para eso ya esta Wikipedia, pero es curioso que casi todas las islas del Caribe Oriental (Pequeñas Antillas), tienen nombre español: Guadalupe, Dominica, Martinica, Santa Lucia, San Vicente y las Granadinas, Granada… Y por lo de la terminación “-ica”, se podría bromear con que alguien de la expedición era maño... para que luego la gente se sorprenda de ver un aragonés en barco por aquí.

 

Pues bien, en Martinica, esta pequeña pero gran isla no conocen tanto el estrés, aunque sí la profesionalidad y un trato exquisito, y precios franceses claro!. Es increíble como una isla tan pequeña puede albergar y ofrecer tanta oferta y servicio al mismo tiempo... y como conviven la cultura francesa y criolla en perfecta armonía.

 

 

Y es que este es el paraíso, mas que debido a su belleza, porque hay una inmensidad de tiendas náuticas en las que hemos encontrado repuestos que en España eran imposibles de encontrar, así que no nos lo pensamos y decidimos equiparnos como si no hubiera mas náuticas en las próximas 20.000 millas... Este aliciente y que además teníamos trabajo descubriendo lugares increíbles con una tripulación totalmente entregada al disfrute a bordo, ha hecho que poco a poco hayamos dilatado nuestros planes en la isla.

 

 

De aquí nos llevamos un grato recuerdo, por eso y  porque también aquí hemos coincidido con barcos españoles y hemos pasado muy buenos ratos como con los creadores de www.fondear.es, el barco Marales con Rafa y Juan Ramón del Patán, el famoso Vagabundo y mas frecuentemente con Pedro de Copérnico-Doblón. Vamos, que había días que no parecía que estuviéramos fuera de España, pero los horarios de la isla enseguida nos hacían recordar que sí lo estábamos.

 

Que decir de los horarios de la isla... Son horarios franceses, por lo que los primeros días cuesta adaptarse, pues casi todas tiendas abren sobre las 8:00h de la mañana, cierran a la hora de comer, sobre las 12:00h o 12:30h, y por la tarde a las 17:00h o 17.30h todos en casa. En esta época a las 18h ya es de noche, con lo que sobre las 20:30h ya estas pensando que son las 22h, y te entra el sueño por inercia. Una cosa mas sobre esto: los centros comerciales cierran mas tarde… hasta las 19h o las 20h.

 

Nos ha dado muy buen rollo levantarnos por las mañanas fondeados en la inmensa bahía Le Marin y darnos los buenos días entre barcos vecinos de todas partes del mundo.... Ah, y ver lo bien que funciona aquí el autostop en dinghy!!!

 

 

La bahía de Le Marin, es realmente como una ciudad flotante, con avenidas repletas de dinghies que no paran de ir y venir todo el tiempo. Incluso cuando cambiábamos el fondeo, porque nos habíamos ido a dar una vuelta o a rellenar depósitos, era como si la bahía estuviera dividida entre varios "barrios", que además así llamábamos. Es una de las cosas positivas de vivir en un barco, si no te gusta el vecino o el vecindario, o si simplemente quieres variar, fondeas en otro sitio y solucionado. Además, estos "barrios" no estaban distribuidos según el nivel económico o la casta, lo que hace posible poder “plantar” tu barco donde quieras.

 

Aquí a la fuerza recibes un curso intensivo de aparcamiento de dinghy en condiciones extremas. Llegas al pantalán y siempre hay overbooking, da igual la hora a la que vayas, así que es mejor evitar las horas punta. Entonces la técnica a emplear si quieres aparcar el dinghy en algún lugar, es la de dirigirte al sitio en el que deseas aparcar rozando y empujando los dinghies ya aparcados de ambas bandas, y así hacer espacio con un efecto dominó en el resto de dinghies, los cuales todos se mueven, y rápidamente, aprovechas para rellenar el hueco antes de que vuelvan a su posición. También se perfecciona la habilidad de ciabogar con el dinghy en sitios verdaderamente estrechos y salir marcha atrás de los "parkings". Y como no, una opción muy empleada es la de dejar el dinghy en doble fila. Porque había veces que había tantos que no quedaba otra opción, de forma que para desembarcar hasta el pantalán, era necesario ir saltando de dinghy en dinghy hasta que por fín llegabas al pantalán.

 

También queda en nuestra memoria la cantidad de veleros sin palo y/o su jarcia que llegan aquí... destrozados es poco e impresiona... y al verlo uno se siente bastante afortunado de no llegar en tal estado. Saben que este es el mejor sitio “a la redonda” donde pueden curar sus heridas.

 

Por otro lado, hay unos cuantos barcos abandonados, tirados en el manglar mas cercano a la marina o cerca de la orilla. Nos comentan que no ha habido un huracán por aquí desde hace 15 años, así que estos barcos no están allí debido a ese fenómeno, sino que muchos de ellos son barcos abandonados por la marina, debido a que sus dueños no responden a sus obligaciones económicas. En la bahía se pueden ver incluso barcos hundidos que solo se les asoma el palo. De hecho, visitamos alguno que estaba varado en la playa de un complejo hotelero famoso allí, el cual no afeaba la foto y además servía de atracción turística para niños y adultos.

 

 

En la bahía de Le Marín, había también un “barrio de barcos transmundistas", todos los barcos estaban clavados o embarrancados intencionadamente en ese mismo manglar donde estaban los abandonados, en previsión de que venga un ciclón. Dicen que es una forma de defensa contra ellos. Pero si como en el ultimo se llegan a los 500 kms por hora de velocidad de viento, entendemos que ni el manglar aguanta.

 

Por contar como anécdota, hubo una noche en la que Pedro del Copérnico-Doblón vino a cenar a nuestro barco y no hubo tiempo ni de descorchar las botellas de vino que nos trajo, pues en la oscuridad de la noche nos abordó, rebotando, un dinghy con una escocesa a bordo mas borracha que una cuba, la cual nos pedía ayuda por que decía que no encontraba su barco. Realmente es difícil encontrar un barco en la noche aun sereno, así que en el estado en el que iba ella la tarea se complicaba mas aún. Entonces MA y la escocesa en un dinghy y Pedro y Mónica en el otro, nos dispusimos a ayudarla. Mientras tanto nos relató en un inglés con acento borracho y escocés (traducción nivel leyenda), que viniendo de las Islas Vírgenes Británicas rompieron el palo. No le preguntamos si también se rompieron las botellas. En lo que nos estaba contando la historia, los dos dinghies encallamos en medio de la bahía varias veces, porque en este lugar hay tantos bajos que si ves un hueco en el que no hay barco, sospecha que seguro que no hay calado... vamos, que aquí hay que llevarse la carta náutica hasta para ir con el dinghy!!! Afortunadamente la mayoría de las veces encallas en una mezcla de fango y algas. Pero tienes que echar pie al agua y aplicarte el tratamiento de barro de la rodilla para abajo. Desencallamos, volvimos a encallar y así varias veces....El final de la historia fue curioso: al llegar al barco que apenas pudo identificar su dueña, mas bien nosotros por descarte, había un señor tirado en la bañera que lejos de incomodarse y levantarse para ayudarnos a amarrar el dingy a su popa, nos contemplaba sin decir ni hacer nada. Dejamos a la señora, nos dio las gracias, nos invito a subir abordo, a tomar algo y a seguir su fiesta, y dijimos no gracias, y adiós... En fin no demos ideas a la DGT que se ponen a hacer controles de alcoholemia y se inflan!!!

 

El fondeo también era para tomárselo con calma, pues a parte de sortear la cantidad de bajos y trampas que hay en la bahía de Le Marin, para fondear hay que tener en cuenta que en el fondo hay como medio metro de fango, por lo que cuando se echa el ancla hay que esperar a que esta se hunda y después echar marcha atrás. No te extrañe si garreas y tienes que repetir la operación varias veces... el 90% de los que fondeamos allí nos pasó.

 

Os dejamos unos tips para los que tengáis pensado arribar en Le Marin, Martinica:

 

 

¿Restaurantes y bares en Le Marin, Martinica?

 

En la Marina du Marin, hay varios bares y restaurantes en los que puedes “observar la fauna” del lugar, pero nosotros recomendamos varios en función de lo que uno esté buscando. Pues para una buena comilona (la típica que uno hace al llegar a tierra) y sin salir de la bahía esta Indigo, @restaurantflottant, y Mango Bay. Luego si buscas un bar mas de andar por casa, hay dos que recomendamos: Primero, el mas conocido, llamado “L'Annexe” (que significa "el dinghy" en español). Esta nada mas llegar a la marina, y es lugar típico de reunión. Algo caro o quizás normal dentro de los estándares franceses, aunque esta muy bueno todo lo que ofrecen. Allí puedes hacer amistad fácilmente independientemente del idioma que hables, además estamos casi seguros de que la mayoría de los transmundistas han pasado por este lugar.

El segundo bar que recomendamos es un poco mas “especial”. Está situado en una de las dos gasolineras: la de la marina, y otra en el varadero. Esta ultima, tiene una barra de bar, por decirlo de algún modo, y es lugar de reunión común de transmundistas. Es un lugar que además esta lleno de libros que la gente deja allí …o que coge, entendemos  que libremente. En su pequeño porche, es habitual ver a grupos de “rastillas” y “sparrows” conversar con cerveza en mano por aquí y por allá. Creemos que las cervezas en este sitio están algo mas baratas que en el resto. Casi todos ellos son capitanes o tripulantes y algún que otro guitarrista espontáneo también amenizando el ambiente, en ese tipo de "fiestas espontáneas", que no se saben como han salido y hasta cuando duraran, un día cualquiera entre semana. Se identifica el lugar porque ves la gasolinera y toda alrededor de ella llena de dinghies “en doble fila”. Además puedes "echar caldo" después de las 18h, que es cuando cierra la otra gasolinera.

 

 

¿Dónde hacer la compra en Le Marin, Martinica?

 

  • LEADER PRICE: Tiene embarcadero propio por lo que puedes llevar el carro hasta la misma auxiliar, con precios mas económicos y el lugar preferido de los lugareños de la isla para hacer la compra.

  • CARREFOUR: Está saliendo del recinto de Leader Price unos cientos de metros más arriba se encuentra el centro comercial Annette donde hay un Carrefour con mucha más variedad de productos aunque ligeramente menos económico.

  • SIMPLY: Situado justo detrás de la Marina du Marin. Es el primero que ves nada mas desembarcar, pues esta mas cerca de la marina. Pagas la disponibilidad, pues quizás es el mas caro de todos, pero tendrás que ir comparando en cada supermercado cada producto, pues puedes encontrar una diferencia económica de mas del 50%.

 

¿Dónde comprar pescado fresco en Le Marin, Martinica?

 

Los viernes por la mañana y cuando les da la gana en un puesto callejero: Pregunta por el restaurante "Zanzíbar", que está en la misma bahía de Le Marin; si te sitúas frente a él y andas unos 500 metros a su izquierda, en el lado que da hacia el mar encontrarás un espontáneo puesto de pescado; y si no pregunta a los lugareños que anden por allí, puede que con suerte te topes con un pescador que aún lleve en su arcón alguna pieza

del tamaño de tu horno. Se ve claramente la zona de la que hablamos al ver varias barcas de pescadores a la orilla de la playa.

 

 

¿Dónde comer una buena hamburguesa en Le Marin, Martinica?

 

Hamburguesa, deliciosa, en la playa, con muy buen trato y a muy buen precio! "Paille Bo´Kaille" está en el Pointe du Marin, St. Anne.

 

¿Qué visitar en Martinica?

 

Para visitar con el barco, Martinica tiene varias calas en la parte Oeste. Una muy bonita es "Gran Anse d’Arlet". Aquí podrás ver casi seguro tortugas marinas y el agua esta bastante clara. Al sur dentro de la ensenada de Fort de France y al norte de Fort de France hay mas calas, pero no las visitamos.

 

Si la mar esta muy muy calma, que es difícil, podrías visitar un famoso peñón llamado "Diamant", cerca de Le Marin, pero mejor acercarse a este lugar con una lancha mas que con un barco, porque el fondeo es algo complicado. Además, es un buen punto para bucear, pues tiene unas cuevas debajo.

 

Si te gusta la montaña, hay también un pico alto al norte, y cascadas naturales no muy lejos de Fort de France, la capital de Martinica.

 

Playas naturales hay en casi todos los puntos de la isla. Quizás las mas salvajes y bonitas a nuestro parecer son las que están situadas al Oeste de Martinica, con los arrecifes en la parte de delante de la playa. Y cerca de Le Marin, están las del "Club Med", o las de "Las Salinas" al SE de la isla.

 

Aconsejamos alquilar un coche un par de días y recorrerla entera, pero ya para gustos colores. Puedes ver Fort de France, la capital de Martinica, pero no es especialmente “lustrosa”. No te pierdas visitar su puerto, el antiguo fuerte y la biblioteca, la cual es muy bonita.

 

 

¿Tiendas Náuticas, donde comprar repuestos en Le Marin, Martinica?

 

Se encuentran por todos los lados, pues como ya hemos comentado este es el paraíso de tiendas especializadas en barcos. En general la diferencia de precios es espectacular, pues el mismo articulo quizás se lleva un 30% de diferencia de una puerta a otra, por lo que haremos un resumen:

 

  • MAXIMARINE: La mas cara con diferencia, y como siempre, es la que esta en los edificios de la marina. Sin embargo no la descartes porque puedes comprar algo que en los otros sitios esta al doble de precio.

  • MARINE CARAIBES: También es bastante cara, pero tiene cosas que no habíamos visto nunca. Tiene todos los repuestos de Jabsco por ejemplo. Está situada entre la marina y el varadero, en un edificio de color naranja.

  • Servicio Oficial de Fuera Bordas Honda: Situado también en el edificio naranja, dónde encontrarás una tienda de repuestos de motores. Es también bastante cara.

  • CARENE: La podrás encontrar en el varadero. Aquí también hay casi de todo, y además el precio es algo menor. Lo mas interesante es que tiene una sección de artículos de segunda mano situada en la planta de arriba, y esta repleto. Ahí puedes encontrar muchas cosas de las que buscas y a muy buen precio. Son artículos de particulares, pero puedes negociar el precio directamente con ellos y hacerles ofertas. Nosotros pudimos comprar varias cosas a un precio bastante menor del que pedían.

 

¿Dónde reparar electrónica en Le Marin, Martinica?

 

En Diginav tienen casi de todo y además hablan español. Siempre están hasta arriba de trabajo, así que ve con tiempo y no esperes arreglos inmediatos, pero os aseguramos que merecerá la pena hacerlo, pues son de los que lo arreglan todo en su pequeño laboratorio, en vez de tirar y ofrecerte el repuesto nuevo. No son fáciles de encontrar, pero están al lado del famoso restaurante Mango Bay, el cual si que es fácil de encontrar en el primer piso de esa misma casa, tras subir un tramo de escaleras.

 

 

¿Dónde encontrar servicios náuticos en Le Marin, Martinica?

 

Y además a precios razonables. En R&M podrás plantearles cualquier tipo de arreglo que necesites en tu barco, son bastante serviciales, pues además disponen de amarres para que en caso necesario acerques el barco allí, atraques y mientras te arreglan lo necesario. Están en la misma Marina du Marin y el dueño, Roberto Maxera y su mujer son argentinos, por lo que también hablan español.

 

 

¿Dónde reparar jarcia en Le Marin, Martinica?

 

MARINE CARAIBES es el mejor lugar si necesitas reparar tu jarcia, están una vez pasas el restaurante Indigo en la Marina du Marin. Tienen un muelle preparado para que llegues allí con tu barco, y como si fueran los boxes de un Fleuvert o Norauto, puedes poner tu barco de proa y ellos trabajan allí directamente. Los precios no son nada baratos pero el trabajo es especialista. Te pueden hacer cualquier obenque, obenquillo, stay o back stay y desmontar todo lo necesario. No tienen rótulo pero es una de esos contenedores prefabricados de metal , cubierto con parte de madera, que te encuentras todas juntas a mano derecha del restaurante Indigo: www.caraibe-marine.fr

 

 

¿Gasolinera en Le Marin, Martinica?

 

Para repostar agua dulce en la gasolinera de la Marina du Marin saber que la venden a 2€ cada 100 litros. El gasoil esta barato, seguramente por algún tema de impuestos. Cuando nosotros estuvimos rondaba los 0,67 céntimos el litro. Las bombonas de gas pequeñas azules, "Campingaz", las mismas que en España, están a unos 24€. Pero hay un sitio mas barato: En la misma bahía hay un mercado que está al lado del hospital, en el cual venden por las mañanas fruta, verdura y demás. El mercado se encuentr cubierto de un tejado de uralita, y situado a unos 300 metros a mano izquierda de la gasolinera. Hay también justo al lado hay una farmacia y haciendo esquina hay una tienda de comestibles sin nombre en el rótulo en el que las bombonas de gas las puedes encontrar a solo 15€!!. Os aconsejamos hacer acopio de las mismas porque en otros países cambia la bombona.

También esta la gasolinera del Varadero, que cierra a horas mas tardías.

 

 

¿Dónde alquilar botellas de buceo en Le Marin, Martinica?

 

Plongée Inmersion Caraibes están también en la Marina du Marin y por 10€ tienes una botella de 12 litros: www.inmersioncaraibes.com. También hay otro mas hacia el norte, en la misma bahía a pocos metros.

 

 

¿Como moverse en Martinica?

 

La mejor opción para moverse por la isla es la de alquilar un coche unos días, tanto si estás en la parte Sur de Martinica como si llegas al aeropuerto, por que por ejemplo coger un taxi desde el aeropuerto hasta Le Marin cuesta alrededor de 100€, y el precio por día de alquilar un coche tiene una media de unos 50€/día, por lo que por ese importe ya tienes dos días de alquiler de coche. Además, así podrás viajar al norte de la isla, visitar Fort de France, y mas libertad para moverse.

 

 

Ahora tomamos rumbo sur para visitar la vecina Santa Lucía, Sain Vicent, Bequia, Mayreau, Tobago Cays, Union Island, Pequeño Saint Vicent y Grenada... seguiremos relatando nuestro recorrido y haciendo apuntes de interés para los que paséis por aquí en un futuro... no dejéis de seguirnos!!!